Alhambra y Generalife Tickets

Palacio de Carlos V

 Se encuentra ubicado dentro del recinto de la Alhambra y de la Casa Real. Para su construcción se destruyeron las salas que lindaban en el pórtico meridional del Patio de los Arrayanes.
   La elección de este enclave no fue algo casual, ello respondía a toda una carga simbólica por ser éste un lugar de fuerte tradición palatina.
   La iniciativa de su construcción se debió al Emperador Carlos V, quién toma esta decisión tras pasar en Granada el verano de 1526, continuando con ello la labor comenzada por sus abuelos -los Reyes Católicos-, y con el deseo de convertir este palacio en el gran centro aúlico del Imperio. Fue ayudado en su empeño por el Conde de Tendilla, don Luis Hurtado de Mendoza, quien buscó los medios económicos para sufragar el proyecto: los impuestos que debían pagar los moriscos a cambio de conservar algunas de sus costumbre. Posteriormente hubieron de buscare otros recursos procedentes del Alcázar de Sevilla y los azúcares granadinos.
   El proyecto fue encargado a Pedro Machuca, artista que se había formado en Italia con Miguel Ángel, suponiendo para él su principal obra.
   Debido a que la construcción se dilató bastante (1527-1927) intervinieron e ella otros artistas, su hijo Luis Machuca, Juan de Herrera… y finalmente ya en nuestra época, Francisco Prieto Moreno y Leopoldo Torres Balbás.
   Se trata por tanto de un palacio inacabado.
   El palacio, de planta cuadrada en la que se escribe un círculo, se estructura en torno a un patio circular, compuesto por treinta y dos columnas y de cuarenta y dos metros de diámetro, alrededor del cuál se distribuyen las diversas dependencias.
   La galería del piso superior se remata con bóveda de cañón y en sus muros se abre puertas, arcos y hornacinas entre pilastras. La del piso superior se cubre con artesonado de madera realizado entre 1957 y 1968.
   En su exterior destacan los elementos arquitectónicos que conforman las fachadas y el programa histórico-alegórico de las portadas sur y oeste. Presentan las fachadas dos cuerpos: el inferior toscano con sillares almohadillados y entre pilastras dobles vanos rectangulares y circulares.
   En la fachada oeste encontramos la portada principal, realizada por Herrera, quién modificó el proyecto de Machuca, se encuentra profusamente decorada con medallones, el centran acoge el escudo imperial, los laterales episodios de la vida de Hércules y figuras femeninas aladas sobre el frontón.